902.367.710 hola@cibaria.net
Las recetas que voy a cocinar para estas Navidades y cómo lo voy a hacer by Patricia

Las recetas que voy a cocinar para estas Navidades y cómo lo voy a hacer by Patricia

¡Muy buenas, lectores!

Estoy de nuevo con vosotros para contaros cómo voy a enfocar mi menú esta Navidad. Quiero daros ideas de platos más saludables para estas fiestas, pero que, por supuesto, disfrutemos mucho y no dejen de sorprender a todos los comensales.

En mi caso, debido a mi alimentación vegana, tan sólo utilizaré productos que no sean de origen animal. Esto, aunque no llevéis este estilo de alimentación, también puede servirnos para llenar un poquito más de vegetales la mesa navideña, ¿no os parece buena idea?

Pues vamos allá:

Entrantes:

Para comenzar mis comidas en estas fiestas, mi opción preferida son los tentempiés que dejan una sensación fresca y ligera. Personalmente, nunca me han gustado esos entrantes pesados, cargados de grasas, que me llenan demasiado y acaban consiguiendo que no disfrute el resto del menú. Así que, optaré por estas opciones:

  • Ensalada de temporada: la idea es conseguir una ensalada vistosa y colorida, utilizando sobre todo las frutas que tenemos a mano en esta época. En mi caso, prepararé una base de hojas verdes (canónigos, espinacas, escarola) y luego, añadiré frutas como naranja, caqui, manzana, pera y granada. Para darle un toque crujiente, unos cacahuetes o nueces. Y, como aderezo, yo elegiré algo simple, ya que de por sí el plato tendrá mucho sabor, así que con aceite de oliva virgen extra, vinagre de módena y una pizquita de sal, nos quedará un entrante redondo.
  • Palitos de verdura cruda para dippear en untables caseros: siempre me gusta incorporar algo de picoteo para comenzar. Así que mi idea es cortar en bastoncitos apio, pepino y zanahoria y disponerlos en una fuente en la que podamos mojarlos en dips saludables. ¿Cuáles? Pues sencillo, salsa de yogur, hummus o guacamole, caseros preferiblemente, les encanta a todos siempre en casa.
  • Garbanzos especiados crujientes: como complemento y también como opción de picoteo saludable, podemos preparar esta opción. Yo los hago en el horno: basta con tener garbanzos cocidos, ponerlos en una bandeja para horno y añadirles un chorrito de aceite de oliva virgen extra y de zumo de limón, un poquito de sal y especias al gusto (comino, cúrcuma, pimienta negra, pimentón, perejil…). El sabor es muy intenso y delicioso, os lo aseguro.

Platos principales:

Ahora sí, llegamos a la parte más intensa de nuestro menú. Lo ideal para mí es que sea un plato más completo, pero sin necesidad de que nos deje con una sensación de pesadez excesiva. Os detallo lo que serán mis opciones:

 

  • Boniato relleno de berenjena y castañas: mi idea es dejarlo preparado y darle un golpe de horno justo antes de servir, así que nos resulta muy cómodo para poder disfrutar más de nuestros invitados en estas fiestas. Os dejo la receta. Veréis que no especifico cantidades, ya que pueden ser totalmente al ojo y al gusto de cada persona.
    • Ingredientes:
  • Boniato
  • Berenjena
  • Castañas previamente asadas y peladas
  • Cebolla
  • Puerro
  • Sal
  • Especias: pimienta negra, pimentón dulce o picante, ajo, perejil.
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Semillas de sésamo
    • Preparación:

Primero, cortamos los boniatos a la mitad, a lo largo, y los ponemos a asar en una bandeja de horno a 180ºC mientras cocinamos la otra parte de la preparación.

Cortamos la cebolla y el puerro y los sofreímos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Cuando estén tiernos, añadimos la berenjena en daditos y las castañas asadas y picadas. En este momento, añadimos también las especias al gusto. Dejamos cocinar hasta que la berenjena esté bien blandita.

Cuando el boniato esté listo, con ayuda de una cuchara retiramos parte de la carne interior, pero dejando un margen como de un centímetro para evitar que luego se nos rompa. Si queremos, podemos añadir lo que hemos retirado al salteado anterior.

Rellenamos las mitades de los boniatos con la mezcla que hemos cocinado y decoramos con unas semillas de sésamo por encima. Antes de servir, 5 minutitos de horno y listo.

  • Champiñones asados con pimiento rojo: se trata de cocinar el en horno la parte superior de los champiñones frescos y luego, rellenarlos con pimiento rojo, también asado. La combinación de sabores para mí es tan deliciosa que no necesita más que una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva virgen extra en el cocinado. Es un plato versátil, ya que los podemos usar como guarnición o como plato principal si los acompañamos de otra preparación sencilla, como, por ejemplo, quinoa o arroz.
  • Guiso de verduras y patata: un plato tradicional y seguro. La idea es que no añadamos mucho componente graso para evitar que sea demasiado contundente. La elaboración será muy a nuestro gusto. Lo que yo hago es sofreír la patata y las verduras que más me gustan (pimiento, ajo, cebolla, calabacín, zanahoria y brócoli, por ejemplo) y, cuando están a medio cocinar, añado medio vaso de vino blanco y uno de agua. Después dejo cocinar a fuego bajo, añadiendo más agua si es necesario, hasta que todos los ingredientes están cocinados y se forma una salsita ligeramente espesa con el jugo de las verduras.

Postres:

Y, por fin, mi parte favorita de los banquetes navideños, los dulces! Eso sí, no tenemos porqué limitarnos a los típicos postres navideños que nos intentan meter por los ojos desde meses antes de la Navidad y que para nada son compatibles con una alimentación saludable. No quiero decir con ello que debamos escondernos cuando saquen la bandeja de turrones. Es totalmente normal en estas fechas disfrutar también de este tipo de productos, aunque, eso sí, con moderación y consciencia. Aún así, creo que una idea fantástica es tratar de desplazar alguno de esos dulces por algo que hagamos nosotros mismos, mucho más sano e igual de delicioso. Os dejo un par de ideas que os gustarán, las preparé el año pasado y pienso repetirlas en esta ocasión:

  • Crumble de manzana y almendra: simplemente debemos cortar manzana en cubitos y disponerla en una bandeja para horno. Además, preparamos una mezcla de copos de avena, almendra picada o laminada, canela en polvo, algún fruto deshidratado como uvas o ciruelas pasas y un chorrito de miel o sirope de ágave (para la versión vegana). Añadimos esta mezcla por encima de las manzanas y cocinamos en el horno a 180ºC hasta que la cubierta crujiente comience a dorarse. Es delicioso el contraste si se sirve aún caliente, acompañado de yogur (griego, natural, de soja…) bien fresquito.

  • Turrón de chocolate y frutos secos: es la receta más sencilla del mundo y, concretamente, mi favorita entre estos postres. Fundimos chocolate negro (al menos con 75% de cacao) con un chorrito de leche de avellana, lo que refuerza el sabor a frutos secos, aunque podemos utilizar de cualquier tipo. Cuando lo tengamos listo, le añadimos frutos secos picados (almendras, avellanas, piñones, cacahuetes). Si queremos, también podemos mezclarlo con frutos deshidratados o arroz, quinoa o amaranto inflados. Llevamos la mezcla a un molde rectangular y lo dejamos en la nevera, al menos durante 3 horas. Os prometo que queda espectacular!

Así que, esta sería mi aportación para nuestras mesas navideñas que están a la vuelta de la esquina. Os animo a improvisar y a saliros de los platos no tan saludables de todos los años y a probar cosas nuevas en estas fiestas, ya que lo que yo he podido descubrir es que, a veces, tan sólo con un poquito de imaginación y esmero en el emplatado y la preparación, podemos conseguir verdaderas maravillas en la cocina, sin tener que comprometer nuestra salud en absoluto.

Os dejo mi instagram donde podéis ver más recetas ¡Seguidme!

Mygreenbubble

Patricia Gómez

Deja un comentario

Menú de cierre