902.367.710 hola@cibaria.net
Comer solo es malo, ¿por qué?

Comer solo es malo, ¿por qué?

Parecerá una tontería, pero comer solo o acompañado puede influir en nuestro cuerpo. Sin duda, si tienes la opción de comer con alguien, no rechaces la propuesta. Te cuento por qué.

Comerás más despacio

El estar solos nos provoca aburrimiento y un poco de estrés, cuando comes solo intentas acabar rápido y no disfrutas la comida igual que en una comida en la que tienes algún compañero con el que charlar. Por tanto, masticarás menos y digerirás peor los alimentos, lo que conlleva a una peor digestión y absorción de los nutrientes.

Comerás más saludable

Y te preguntarás por qué. Pues es fácil, esto va en cadena, si tu comes sano me vas a incitar a mí a comer sano también.

Tu autoestima mejorará

La compañía nos aporta autoestima y mejora nuestro estado de ánimo. Sentarte a charlar con alguien y sentirte querido hace que tu motivación mejore y por tanto, también tus resultados.

Desconectas

Comer solo en la oficina es un error que muchos cometemos, comer en nuestra mesa por falta de tiempo, un espacio adecuado o individualismo. Las empresas cada vez promueven los espacios colectivos para relacionarse con los compañeros y trabajar en equipo. Si en tu empresa tienes una zona común para descansar, vete a comer allí, te sentará mucho mejor. Desconectas del trabajo y te relacionas, dejando de pensar en los problemas y aliviando el estrés por un momentoVolverás al trabajo mucho más relajado.

IMPORTANTE

Reenvía este post a tus compañeros y sentaros a comer y charlar tranquilamente. Si hoy todavía no has hecho tu pedido puedes hacerlo aquí. Comenta con tus compañeros sus platos favoritos y pídele que te recomiende alguno de nuestra carta🥗

Deja un comentario

Menú de cierre